CIUDADANÍA POR INVERSIÓN EN TURQUÍA

Una guía para la ciudadanía por inversión en Turquía

Turquía es un país hermoso y rico en cultura, situado en una posición geográfica estratégica entre Europa y Asia. Esta ubicación permite a los inversores residentes llegar a mercados de 16 zonas horarias diferentes. En los últimos años, Turquía se ha convertido en una de las economías de más rápido crecimiento del mundo. Actualmente, es un centro preferente para la fabricación, la exportación y la gestión.

El gobierno turco también ofrece generosos programas de apoyo a los proyectos de innovación, a las iniciativas de formación de los empleados y a los exportadores mediante diversas donaciones, incentivos y préstamos.

En mayo de 2017, el gobierno turco introdujo el Programa de Ciudadanía por Inversión (CPI), según el cual los solicitantes debían invertir 1 millón de dólares para obtener un pasaporte turco. Como es de suponer, no fueron muchos los que encontraron atractivo este programa y el mercado turco no experimentó el aumento de capital extranjero esperado.

Finalmente, en 2019, el gobierno turco revisó su programa de ciudadanía y redujo el requisito de inversión a USD $250.000. El programa actual de CPI ofrece seis formas diferentes de obtener un pasaporte turco en un plazo de 3 a 6 meses.

¿Quiénes pueden aplicar?

Turquía ofrece la ciudadanía por inversión a personas de cualquier origen excepto: Armenia, Cuba, Nigeria, Corea del Norte y Siria. El solicitante principal debe ser mayor de 18 años, debe ser capaz de demostrar una fuente legal de sus fondos y tener un historial criminal limpio. Las personas pueden presentar solicitudes junto con miembros de su familia, como su cónyuge y/o hijos a cargo menores de 18 años o hijos discapacitados de cualquier edad.

Oportunidades de Inversión

Como hemos mencionado anteriormente, se puede elegir entre seis oportunidades de inversión diferentes para conseguir el pasaporte turco. Una de las soluciones más elegidas es la compra de bienes inmuebles, que deben mantenerse durante al menos 3 años y tener un valor mínimo de USD $250.000.

El Gobierno permite la compra de varias propiedades, pero deben estar situadas en el mismo barrio y registrarse el mismo día para que cuenten para los USD $250.000.

Algunas propiedades pueden adquirirse sin IVA, lo que sin duda le permitirá ahorrar una importante cantidad de dinero. Su propiedad estará exenta de IVA si, por ejemplo, es el primer propietario de una casa o un apartamento en un proyecto nuevo.

La inversión inmobiliaria es la solución más rentable y orientada al futuro, pero para algunos inversores la compra de una propiedad situada en otro país es una carga demasiado pesada que implica el mantenimiento, los impuestos sobre la propiedad, la gestión, etc.

Aquellos que no desean estar atados a la propiedad de un inmueble, pueden considerar la inversión de capital, que es sin duda la forma más fácil, ya que sólo tiene que transferir al extranjero el dinero que ya tiene en su cuenta bancaria.

En esta opción se puede elegir entre hacer un depósito en un banco turco, comprar bonos del Estado, comprar acciones en un fondo de inversión o hacer una inversión de capital fijo. Independientemente de dónde decida colocar su dinero, este depósito debe mantenerse durante un mínimo de tres años y tener un valor de al menos 500.000 dólares estadounidenses.

La última opción de inversión está dirigida principalmente a personas que realmente desean vivir y dirigir un negocio en Turquía. Para adquirir la ciudadanía turca, se puede crear una empresa que dé empleo a un mínimo de 50 personas. Tenga en cuenta que la legislación turca exige que los empresarios que contraten a cincuenta o más personas en un centro de trabajo, deben emplear a un determinado número de personal discapacitado, que debe ser igual al 3 % del total de empleados contratados por el empresario en una ciudad determinada. Como propietario de la empresa, deberá gestionar las nóminas y proporcionar a su equipo contratos de trabajo de duración determinada o indefinida y seguridad social. La empresa debe mantener el número de empleados durante al menos 3 años.

Beneficios de un pasaporte turco

Una de las mayores ventajas es la posibilidad de viajar sin visado a más de 100 países. Para los ciudadanos de países como India, Sri Lanka, Irán, Egipto y muchos otros, esto supone un cambio en sus oportunidades de negocio e inversión. Además, un pasaporte turco permite solicitar fácilmente un visado de inversor E-2 para Estados Unidos.

Turquía proporciona acceso a la educación gratuita, a la asistencia médica pública gratuita y permite a los ciudadanos extranjeros beneficiarse de los programas de pensiones.

Los solicitantes no están obligados a visitar o vivir en Turquía para obtener la ciudadanía. El proceso es muy rápido (de 3 a 6 meses) y las personas que decidan comprar un inmueble pueden alquilarlo y disfrutar de unos ingresos adicionales.

Debido a su diversidad natural y cultural, Turquía ofrece muchas oportunidades de inversión y negocio en diversos sectores económicos. Los pilares más fuertes de la economía son la agricultura, el turismo y la industria manufacturera. Sin embargo, la industria de las energías renovables, la industria de la defensa y el sector minero también han crecido considerablemente.

Contáctenos

Para más información escribanos a info@kraemerlaw.com