PROCESO DE COBRO JUDCICIAL

Sobre Proceso de Cobro Judicial

Es importante aclarar los conceptos de deuda y cobro para entender mejor el concepto de cobro judicial.

La deuda es la obligación de una persona o empresa de pagar por un producto o servicio dentro de un período de tiempo específico, mientras que el cobro es el proceso por el cual una persona o empresa busca recuperar dinero por la compra de un producto que vendió o por un servicio que prestó.

Un cobro judicial es usualmente el último recurso que una persona o compañía usa para recuperar una deuda pendiente. Consiste en una demanda (pleito) al deudor ante un tribunal local porque no ha pagado en el plazo o las condiciones acordadas.

¿Cuándo iniciar un proceso de cobro judicial?

Usted debe iniciar un proceso de cobro judicial cuando la relación comercial o contractual entre empresas o entre particulares rompa o incumpla los acuerdos de calidad, eficiencia y garantías de pago íntegro.

En algunos casos, el pago de la deuda puede no ser cobrado porque el deudor no tiene fondos o activos. En Panamá no existe una prisión por deudas, por lo que es importante mantener una documentación adecuada que permita la recuperación de las mismas.

Dichos documentos pueden ser facturas, certificados o cualquier otro documento que establezca una relación comercial, todos ellos firmados por el deudor.

Una compañía o individuo que quiere seguir un proceso de cobro judicial necesita considerar que:

  • El deudor debe ser renuente a pagar
  • La ubicación del deudor debe ser conocida
  • Deben existir bienes susceptibles de embargo, a nombre del deudor

No existe un plazo específico que indique cuándo iniciar un cobro judicial, pero por lo general comienza 90 días después de que los términos de pago acordados hayan expirado.

La ley panameña establece un plazo de cobro preventivo que comienza antes de la fecha de vencimiento de la deuda. La ley también establece un plazo de cobro extrajudicial, que comienza 21 días después de que la deuda haya vencido. Sólo después, es posible solicitar un proceso de cobro judicial.

Si la deuda se paga con sus respectivos intereses y honorarios, el proceso de cobro judicial termina inmediatamente, y todas las acciones legales que existían contra el deudor desaparecen. Si no se pagan, puede haber consecuencias graves para el deudor. En orden de ejecución:

  • Congelación de activos: Un perito judicial visita la ubicación del deudor y toma nota de todos los bienes. En este momento, el deudor no tiene derecho a utilizar o disponer de los bienes.
  • Retiro de bienes: Los bienes serán tomados por el perito judicial para proceder a su subasta.
  • Subasta de bienes: Las pertenencias del deudor serán vendidas al mejor postor para pagar la deuda. La venta es llevada a cabo por el subastador designado por el tribunal competente.
  • Boletín comercial: El nombre y las deudas se registran en los boletines comerciales, y el deudor no será elegible para recibir crédito, tener una cuenta bancaria, obtener una tarjeta de crédito, y así sucesivamente durante al menos cinco años.

Kraemer & Kraemer puede ayudarle a presentar la demanda correspondiente, reclamar la deuda y solicitar que los gastos incurridos en el juicio sean sufragados por el deudor. Contáctenos en info@kraemerlaw.com

Conozca más